fbpx

Cómo aprender inglés mientras duermes

¿Alguna vez has soñado con aprender inglés mientras duermes? Puede parecer una hazaña imposible, pero si sigues unos sencillos pasos, podrás crear una rutina nocturna que te ayudará a retener todo el nuevo vocabulario, gramática y habilidades orales que aprendiste en tu largo día.

Si eres un verdadero estudiante de inglés, entonces comenzaste el día activando tu mente en inglés o aprovechaste el viaje al trabajo para aprender un poco más.

Ha llegado la noche y es el momento perfecto para reflexionar sobre todas las lecciones que se te presentaron. Si sigues estos tres pasos esenciales la tarea será más fácil.

3 consejos para aprender inglés mientras duermes

1. Meditar antes de acostarse

“El comienzo de un gran día comienza una noche antes”. ~ Sukant Ratnakar

La meditación es una técnica simple que puede usarse para transformar tu vida. Uno de los muchos beneficios de la meditación es su capacidad para ayudarte a despejar tu mente y concentrarte.

Antes de prepararte para descargar información en tu cerebro, es una buena idea dejar espacio para todas las cosas en las que quieres que tu mente se concentre.

Si quieres aprender inglés mientras duermes, primero debes preparar la mente. Una gran sesión de meditación te deja sintiéndote en un estado relajado pero concentrado. Estás en perfectas condiciones para aprender algo nuevo o recordar las cosas importantes que pudiste haber aprendido más temprano en el día.

2. Prepara tu mente para la grandeza

“Todo lo que plantamos en nuestra mente subconsciente y alimentamos con repetición y emoción algún día se hará realidad”. ~ Conde Ruiseñor

Una vez que terminas de meditar, tu mente está despejada y lista para lograr mejores resultados aprendiendo inglés. Cualquier cosa que tu mente consuma en los momentos antes de irte a la cama, será impreso en tu subconsciente.

Una forma de hacerlo es leyendo libros inspiradores en inglés.

3. Escucha mientras duermes

El paso final para terminar tu rutina vespertina es escuchar inglés a medida que comienzas a quedarte dormido. Idealmente, después de haber meditado y leído algunas páginas de un libro en inglés, cuando te sientes un poco somnoliento y listo para ir a la cama.

Ponte los auriculares y empieza a escuchar inglés. El secreto de esta parte es la exposición. Cuanto más expongas tu mente al inglés (incluso mientras duermes), más fácil te resultará reconocer la pronunciación de diferentes palabras y retener nuevo vocabulario cuando te despiertes.

 

 

Ahora ya sabes lo sencillo que es aprender inglés mientras duermes. Aunque este proceso de 3 pasos no está científicamente probado, existe evidencia de que pequeños hábitos como meditar, leer un libro y escuchar inglés marcan la mayor diferencia en el crecimiento que experimentas y te hacen sentir un poco mejor acerca de lo que estás logrando.

 

 

 

 

Deja un comentario

Open chat
Hola, Como te puedo ayudar?